El gobernador expresó su preocupación por la gran cantidad de accidentes de tránsito que se producen en la provincia así como también por las vidas que se pierden en manos de conductores en estado de ebriedad.

20538_1432906572.jpg_l

La prisión con “cumplimiento efectivo” será de entre 10 y 30 días que incluye la retención vehicular y una multa de entre 2600 y 10 mil pesos según el nivel del alcohol que presente en sangre. Advirtió además que, en caso de reincidencia, el castigo será aún más severo.

La medida se dispuso a través de un decreto firmado este viernes.

OTRAS NOTICIAS EN EL CAUDILLO DIGITAL

Comentar esta noticia