Compartir

Un trabajo de la Sociedad Europea de Cardiología y la Clínica Mayo probó que estar parado varias horas, en lugar de sentado, disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes. Además, es bueno para bajar algunos kilos de más.

Estar de pie es tu nuevo aliado para adelgazar. Así se desprende de un estudio de la Clínica Mayo en Rochester (Estados Unidos), cuyos resultados revelan que permanecer levantado durante al menos seis horas al día podría ayudar a perder peso a largo plazo, hasta tres kilos por año, por ejemplo.

Es bien sabido que los hábitos sedentarios llevan aparejados muchos problemas de salud y contribuyen a la obesidad, a un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes. Y es que ocurre en estos tiempos que el trabajo de oficina nos obliga muchas veces a permanecer sentados más de ocho horas diarias y la falta de actividad física brilla por su ausencia.

En paralelo, los casos de obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2 aumentan año a año, y las estadísticas lo revelan. Por ejemplo, la obesidad puede acortar la vida hasta diez años. En Sudamérica, una de cada cinco personas muere por esta enfermedad, según un estudio de la Universidad de Cambridge que reveló por qué el sobrepeso es una epidemia.

Números que sorprenden

Distintas poblaciones fueron analizadas: su peso medio era de 65 kilogramos, la edad media de 33 años y un 60 por ciento hombres. Los científicos hallaron que estar de pie quema 0,15 kilocalorías por minuto más que estar sentado; así, si una persona de 65 kilos está seis horas de pie al día gastaría 54 kilocalorías adicionales por jornada.

Suponiendo que la ingesta de alimentos no aumente, esto equivaldría a 2,5 kilogramos en un año y 10 kilogramos en cuatro años, detallan los autores del estudio.

“A muchos adultos tal vez les parezca casi imposible estar de pie durante largo tiempo, especialmente si tienen un trabajo de escritorio; pero si las personas que pasan sentadas 12 horas diarias redujeran ese tiempo a la mitad, eso les aportaría grandes ventajas”, analizó el doctor López Jiménez.

Los autores reconocen que es necesario investigar más para demostrar si reemplazar el estar sentado por el estar de pie surte efecto y si permanecer de pie durante períodos largos conlleva implicaciones para la salud a largo plazo.

En los últimos años, se ha recomendado hacer actividad física entre moderada y vigorosa a diario con el afán de mantener el peso, o de perderlo, y para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, aclara el médico. Sin embargo, las personas manifiestan que existen obstáculos para eso, tales como tiempo, motivación o acceso a esos servicios.

Más calorías quemadas en hombres

Vale la pena resaltar que los investigadores observaron que la mayor cantidad de calorías quemadas por estar de pie frente a estar sentado era casi el doble en los hombres que en las mujeres. Esto probablemente refleja el efecto de la mayor masa muscular de los hombres sobre la cantidad de calorías quemadas, puesto que las calorías quemadas son proporcionales a la masa muscular que se activa al estar de pie, explican los investigadores.

Este estudio constata los beneficios que tiene el estar de pie -seis horas- en comparación con estar sentado, pero aún es necesaria más investigación para demostrar si reemplazar la silla con el estar de pie es del todo efectivo y para comprobar si estar de pie durante largos períodos tiene implicaciones a largo plazo para la salud.

Las consecuencias aún no se conocen, apuntó el investigador mexicano, quien agregó: existe el riesgo potencial de várices o insuficiencia venosa, mareos e incluso desmayos debido a estar parado sin moverse y posiblemente dolores articulares.

“Sin embargo, en la vida real una persona que está de pie más tiempo tiende a moverse más que la que está sentada, por lo que no creo que aparezcan esos riesgos potenciales, que además se compensarán al moverse durante el día”, concluyó.