Compartir

La residencia de Mougins, en el sur de Francia, donde el pintor español Pablo Picasso pasó los últimos años de su vida y donde falleció en 1973, fue subastada y adjudicada a un financiero neozelandés por algo más de USD 23 millones, informaron hoy medios locales.