Compartir

Tras haber pasado 24 horas internado, el Ministro de Salud, Ginés González García, recibió el alta médica y abandonó el Sanatorio Otamendi, ocasión en la que aseguró que se siente “muy bien” y descartó que vaya a tomarse un tiempo de reposo.

Asimismo, explicó que no hubo necesidad de que lo sometieran a un hisopado para determinar si tenía coronavirus, ya que no poseía síntomas compatibles con la enfermedad.