El viaje del mandatario estaba previsto para el jueves, según lo anunciado este lunes por los ministros de Salud, Ariana Campero, y de la Presidencia, René Martínez. Pero lo adelantó para el miércoles a la noche. Morales señaló que no siente dolor, pero que está afectado por una “ronquera” que “cada vez va empeorando”, por lo que indicó que lo mejor es “someterse a una pequeña cirugía que es urgente”. Según el gobernante, el procedimiento “no es un problema, es rápido”, pero el problema será “el reposo para recuperar la voz”.

 

 

 

OTRAS NOTICIAS EN EL CAUDILLO DIGITAL

Categorías: INTERNACIONALES

Comentar esta noticia