Compartir

Antes del ansiado debut en la NBA, Chicago Bulls vivió uno de sus entrenamientos más violentos de los que se tengan memoria. Según reveló YahooSports, un entredicho entre dos jugadores traspasó los límites de la agresión y terminó en una brutal pelea. El español Nikola Mirotic tuvo que ser trasladado al hospital luego de tomarse a golpes de puño con el estadounidense Bobby Portis, de 22 años, en plena práctica, el ex jugador del Real Madrid sufrió dos fracturas en el rostro y estaba siendo evaluado por una posible contusión cerebral, debido al impacto de los puños de su compañero.